Noticias

El acrónimo CRISPR es el nombre de unas secuencias repetitivas presentes en el ADN de las bacterias, que funcionan como autovacunas. En un artículo publicado en El Boletín, basado en una entrevista a Lluís Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología, se explica que esas secuencias repetitivas están formadas por el material genético de los virus que han atacado a las bacterias en el pasado, lo cual permite reconocer si se repite la infección y defenderse ante ella cortando el ADN de los invasores.

Publicado en Noticias

Hace menos de un lustro que la técnica de edición genética conocida como Crispr comenzó a expandir su uso desde las bacterias a modelos animales, provocando una revolución que todavía está en sus primeros pasos.

Publicado en Noticias